Select Language

Check Application Status
en

Resource Zone

7 ideas para agentes de seguros que trabajan desde casa

Bryce Sanders

Rate 1 Rate 2 Rate 3 Rate 4 Rate 5 0 Ratings Choose a rating
Please Login or Become A Member for additional features

Note: Any content shared is only viewable to MDRT members.

Mantener una perspectiva positiva para que estas ideas funcionen con éxito trabajando desde tu casa como asesor de seguros.

Si eres un agente de seguros de vida o un asesor financiero que trabaja desde casa, ¿qué puedes hacer?

La buena noticia es que con la tecnología actual, es probable que tengas acceso a los datos del cliente, tu cuenta de correo electrónico del trabajo, redes sociales e Internet. Tienes un teléfono. Energía eléctrica. Puedes trabajar de forma remota.

La mala noticia es que tu empresa probablemente rastrea y archiva tu actividad y correspondencia. Deberás verificar sus reglas con respecto a hacer llamadas telefónicas, enviar mensajes de texto y acceder a las redes sociales.

¿Qué puedes hacer para trabajar desde casa y mantener una actitud positiva? Prueba estas siete ideas:

1. Busca buenas noticias. Hay muchas por ahí. China obtuvo el virus primero, pero lo vencieron con la cuarentena. La vida está volviendo a la normalidad en la segunda economía más grande del mundo. Busca estadísticas locales. La gente habla sobre las tasas de infección y mortalidad, ¿qué tal la tasa de recuperación?

2. Llama a tus clientes. Están preocupados por muchas cosas. Sus inversiones son de sus prioridades. Habla con ellos sobre lo que poseen. Habla acerca de la estabilidad financiera de las compañías con quienes están asegurados. Entra en detalles sobre lo que poseen.

3. Identifícate con tus clientes. Eres un buen asesor. Es hora de ser un buen ser humano. Probablemente, también estén atrapados en casa. ¿Tienen todo lo que necesitan? Esto no significa que vayas a andar en tu auto, repartiendo desinfectante para manos dejándolo en las puertas (a menos que eso elijas hacer), pero puedes informarles qué tiendas están abiertas, dónde has encontrado artículos en existencia y si tienen ciertas horas reservadas para ciertos grupos de edad. Sinceramente quieres ayudar.

4. Estudio. Tienes muchas razones. Tienes requisitos de educación continua. Lo has estado posponiendo. Estás considerando otra certificación profesional. ¿Cuál deberías elegir? ¿Pasado ese obstáculo? ¿Qué tal estudiar para ello? Como miembro de MDRT, tienes la ventaja de aprender de tus compañeros. Imagínate si decenas de miles de personas estuvieran dispuestas a compartir ideas. Recibiste tarjetas de presentación en la última conferencia. Llámales. Además, visita la Resource Zone en mdrt.org. Hay podcasts, videos y artículos. Busca y encontrarás.

5. Donaciones caritativas. Cuando la economía se topa con reductores de velocidad, lo que primero recortamos son los donativos. Si los servicios religiosos se suspenden temporalmente, eso significa que no se contribuirá dinero a la colecta. La despensa de alimentos sirve a los más necesitados de tu comunidad. Envía algo de dinero. Lo puedes hacer en línea. Apoya a tus otras organizaciones benéficas que tuvieron que cancelar sus funciones de recaudación de fondos de primavera. Dile a tus clientes lo que estás haciendo. Siembra la semilla entre tus mentees. Con eso declaras: "No soy parte del problema; Soy parte de la solución ".

6. Ponte en contacto con clientes inactivos. Los agentes de seguros tienen muchos, que compraron algo una vez, luego se desvanecieron. Todavía son clientes. Sus nombres todavía aparece en tu papeleo. Reconéctate. Podrían haber invertido su dinero en otro lugar, pero no hay garantía de que la otra persona llame. Hacer el esfuerzo demuestra que te importa.

7. Enviar un boletín informativo. Si no tienes uno, ahora es un buen momento para empezar un boletín informativo que puedes enviar por correo electrónico a clientes y prospectos. Es probable que tu compañía tenga una plantilla y contenido aprobado por normatividad. Es probable que tu compañía ya tenga una reseña de la actividad del mercado. Es posible que solo te compren un seguro, pero aún se preocupan por el mercado de valores. Es posible que te genere llamadas de prospectos.

¿Qué no hacer?

En mi opinión, este no es un momento para llamadas en frío. Al menos un estado en los Estados Unidos lo ha prohibido debido al estado de emergencia. Llamar a un extraño asustado en casa durante la pandemia probablemente solo sea pedir que se le grite, cuelgue o denuncie. Llamar al prospecto y decirle: "¿Ya ves? Te dije que algo podía pasar" tampoco es una buena idea. Probablemente ya se dio cuenta solo. Enviar un correo electrónico, preguntando cómo lo están pasando se debe percibir amable y cortés.

Estos tiempos difíciles finalmente quedarán atrás, pero la gente recordará que tú les hiciste saber que te importan.

Esto apareció originalmente en el MDRT Blog.

 

{{GetTotalComments()}} Comments

Please Login or Become A Member to add comments