Select Language

Check Application Status
en

Resource Zone

Liderar en tiempos de incertidumbre

Kate Zabriskie

Rate 1 Rate 2 Rate 3 Rate 4 Rate 5 0 Ratings Choose a rating
Please Login or Become A Member for additional features

Note: Any content shared is only viewable to MDRT members.

Inspira transmitiendo confianza a medida que atraviesas los cambios en los negocios.

SI HAY ALGO DE LOS NEGOCIOS QUE NO CAMBIA, es que ¡los negocios siempre cambiarán! Ya sea por la llegada de nueva tecnología, la pérdida de empleados clave, nuevas legislaciones que cambien la forma en que se regula la forma en que tu industria hace negocios, o por los resultados de una pandemia y recesión. Sin importar cuál pudiera ser el cambio, lo último que tu equipo quiere escuchar de ti es: “Bueno y ahora, ¿qué hacemos?”.

Un líder efectivo necesita liderar a su equipo para atravesar el cambio y debe hacerlo con confianza para inspirar a otros a que también tengan confianza.

Los empleados podrían sentirse inseguros y temerosos acerca de la nueva dirección que un negocio podría estar tomando o de un cambio con el que se vean obligados a lidiar. Como su líder, los indicios acerca de cómo actuar y sentirse vendrán directamente de ti. Es importante que tengas un sólido plan de acción implementado.

A continuación, se muestran nueve tips para ayudarte a liderar a tu equipo en tiempos de incertidumbre:

1. Debes saber que el camino hacia una meta a largo plazo no siempre es lineal. Cuando un equipo se enfrenta a un cambio en el lugar de trabajo, no todo es tan simple como anunciar el cambio, adaptarse a él y trabajar en el logro de metas. Los empleados, e incluso los líderes, pueden experimentar sentimientos cambiantes acerca del proceso y eso es normal. Reconocer y abordar estas preocupaciones a medida que van surgiendo es una forma sana de lidiar con ellas y es lo que se espera en una situación que podría estar llena de confusión o que, incluso, podría ser traumática por momentos.

2. Identifica a los líderes y a las partes interesadas que sean clave en una etapa temprana del proceso. A medida que empieza el proceso de cambio, es importante identificar a aquellas personas de tu equipo que cuentan con verdaderos atributos de liderazgo. Pueden verse como partes interesadas en el proceso y podrían ayudarte en tus esfuerzos por liderar al equipo para atravesar el cambio y lograr un mayor éxito. Estos individuos tendrán un papel fundamental para ayudarte a inspirar confianza y a permitir que el equipo trabaje en conjunto para alcanzar las metas establecidas.

3. Construye un plan sólido. Incluso los pequeños cambios necesitan de un plan y este último debe abordar los cambios en los procesos, productos y expectativas de las personas involucradas. Si se trata de un cambio drástico, probablemente tengas que desarrollar un plan de negocios completamente nuevo. Crear un plan y compartirlo con tu equipo ayudará en gran medida a brindarles una sensación de estabilidad a medida que avanzan juntos en este nuevo entorno de negocios.

4. Identifica las metas con claridad. No lograr comunicar metas claramente definidas es uno de los peores errores que las personas pueden cometer cuando están al frente de un cambio. Si los empleados no tienen bien claro hacia dónde se dirigen, podrían terminar moviéndose… sin rumbo. Define claramente los objetivos y cómo apoyarás a tu equipo para alcanzarlos. Las partes involucradas clave jugarán un papel fundamental a medida que guíen con el ejemplo al tomar decisiones y emprender acciones que apoyen en el cumplimiento de las metas.

5. Define y vuelve a definir constantemente el cambio conforme sea necesario. Durante tiempos de incertidumbre abundan los rumores. Cuando tu equipo desconoce algún aspecto concerniente al cambio al que se enfrenta, empezarán a especular. Esto puede generar confusión, preocupaciones y que empiecen a buscar un nuevo empleo por otro lado. El mejor plan de acción es ser honesto y comunicar a tu equipo cualquier información en cuanto la tengas. El simple hecho de saber lo que sucede infundirá confianza y calmará los temores incluso si la información no es del todo buena en un principio.

6. No des por descontado el pasado. Con frecuencia, los cambios nuevos implican desechar los métodos antiguos de hacer las cosas y proyectos que alguna vez fueron considerados fundamentales son “descartados” por decir algo. Esto puede hacer sentir menospreciados a los miembros del equipo que trabajaron en dichos proyectos y que sus contribuciones no valieron la pena. El líder efectivo de un equipo hará destacar esos proyectos y les dará crédito por logros en el pasado y por ser trabajos bien hechos a la vez que conduce el equipo hacia una nueva dirección.

7. No escondas los desafíos. Habrá veces cuando incluso un plan creado efectivamente se topará con un obstáculo o hasta podría detenerse por completo. No escondas los desafíos cuando se presenten; en lugar de ello, compártelos con tu equipo. Ellos podrían hacer valiosas aportaciones y se sentirán más propensos a ayudar a otros a superar cualquier obstáculo conforme los incluyas en la discusión.

8. Escucha cuidadosamente todas las preocupaciones. Uno de los puntos en el que muchos líderes fracasan es escuchar verdaderamente a su equipo. Pueden tener el enfoque de: “Así serán las cosas de ahora en adelante, así que acostúmbrate” y esto podría bajarles la moral y hacer que los miembros del equipo se sientan derrotados en una situación que, de por sí, ya es intimidante. En lugar de ello, muestra tu disponibilidad para el equipo y escúchalos. A veces el simple hecho de hablar acerca del entorno cambiante hará maravillas por ayudarle a alguien a lidiar con lo que está sucediendo. Otras veces, su perspectiva puede ser muy valiosa para ayudarte a ti a que también hagas tu trabajo.

9. Define claramente cuáles son los nuevos objetivos de desempeño o cuáles son los ajustes que se les hicieron. De todas las cosas que afectarán el entorno cambiante del lugar de trabajo, la incertidumbre entre los miembros del equipo puede ser el mayor obstáculo a superar. Una forma de combatir esto tempranamente consiste en definir claramente cualquier cambio en los objetivos de desempeño y en las evaluaciones. Los empleados querrán saber exactamente cómo y cuándo serán evaluados y también qué criterios entrarán en juego. Esto les permitirá enfocarse en sus propios objetivos y les dará una sensación de confianza a medida que pasan por un entorno cambiante.

El cambio puede ser atemorizante, estar lleno de sorpresas y ser extremadamente desafiante en algunos momentos. Sin embargo, si cuentas con un plan de acción, te comunicas de forma efectiva con tu equipo y te diriges hacia nuevos objetivos con confianza y un equipo que también esté comprometido, podrás sobrevivir e, incluso, triunfar en el nuevo entorno de negocios que sufrió ajustes.

Kate Zabriskie es presidenta de Business Training Works Inc. Ella y su equipo ayudan a negocios a generar estrategias de servicio al cliente y a capacitar a su personal para cumplir con lo que se promete. Para más información, visita businesstrainingworks.com.

 

{{GetTotalComments()}} Comments

Please Login or Become A Member to add comments