Select Language

Check Application Status
en

Resource Zone

Perseverar ante lo inesperado

Matt Pais

Rate 1 Rate 2 Rate 3 Rate 4 Rate 5 0 Ratings Choose a rating
Please Login or Become A Member for additional features

Note: Any content shared is only viewable to MDRT members.

Grant comparte lecciones extremas respecto a cómo mantener tu negocio cuando tu vida personal se viene abajo.

LA POLICÍA MILITAR FRANCESA le dijo a Scott Alfred Grant que había escuchado en la calle que existía un precio por su cabeza.

Era el año 2006 y durante los últimos cinco años, su ex esposa, después de haber perdido la custodia de los hijos de Grant en los tribunales de Canadá y haberlos secuestrado para llevárselos a su país natal, había proporcionado historias falsas a un reportero local acerca del miembro MDRT desde hace 19 años de Vancouver, Columbia Británica, Canadá, respecto a que este último era peligroso.

Un largo y complejo procedimiento judicial internacional finalmente determinó en la Suprema Corte Francesa que Grant podía llevar de regreso consigo a sus hijos. Sin embargo, Grant se topó con un alcalde que le tenía tanto miedo a Grant que las manos le temblaban mientras le entregaba sus boletos de tren a París.

Aunque parezca difícil de creer, esta mala experiencia le recuerda los principios detrás de los seguros.

“Nunca pensé que tendría que pasar por esa circunstancia. Nunca pensé que mi cabeza tendría un precio ni creí que mi nombre sería del conocimiento público”, comentó Grant. “Ahí radica la importancia que tiene planear o adquirir un seguro: hay cosas en la vida que te sucederán y que no puedes prever, así que siempre necesitas estar preparado para lo peor y esperar lo mejor”.

Lo mejor es lo que Grant experimentaba durante el verano de 2001. Asistió a su primera Reunión Anual de MDRT en Toronto, Ontario, Canadá. Se puso en contacto con otros miembros y aprendió más acerca del seguro por discapacidad. Se sintió lleno de energía y optimista acerca de salir adelante en medio de un divorcio pendiente.

Cinco meses después, su esposa le llamó desde Francia y le dijo que les haría daño a sus hijos de 5 y 6 años, respectivamente, sugiriendo que nunca más volvería a verlos.

“En ese momento supe que tenía que ir a Francia e iniciar un juicio para recuperarlos”, dijo.

Además del hecho de que tuvo que viajar periódicamente al extranjero de ida y de regreso, Grant también tuvo que trabajar dos horas diarias en el juicio.

Mientras tanto, debido a que el divorcio todavía estaba pendiente, todos sus activos estaban congelados y estaba pagando decenas de miles de dólares en honorarios legales, viáticos y más. Debía lograr una producción que lo llevara a nivel MDRT no solo por la conexión que tenía con la organización, sino también porque necesitaba esa cantidad de dinero para sobrevivir.

Después de que su caso se hizo público en Canadá en 2006, Grant también se vio impulsado por el apoyo de su localidad. Las personas que leían acerca de su situación querían trabajar con él. Con una de sus pólizas, Grant le preguntó a una exitosa agente inmobiliaria que estaba pasando por un divorcio prolongado cómo le hacía para lidiar con la pérdida. Ella le contó que no había podido ver a su hijo desde hacía dos semanas.

Grant, quien solo comparte su propia historia si es relevante y si puede ayudar en su meta de hacer que los clientes se sientan mejor, finalmente le contó cómo había pasado dos años y medio sin ver a sus hijos después de que fueron secuestrados.

Ese prospecto no solo se convirtió en su cliente, sino también toda su familia, incluyendo sus ocho hermanos y hermanas, así como sus padres.

“Cuando alguien dice que está pasando por una situación complicada, lo comprendo”, comentó Grant. “He tenido un crecimiento significativo en el negocio con personas que están pasando por una pérdida o por un momento difícil”.

¿Cómo es posible que alguien pudiera mantener su negocio a flote bajo estas circunstancias? Grant le atribuye su éxito a lo siguiente:

Adaptar su agenda. Esto incluyó ponerse a trabajar en las horas que debía invertir en su caso a primera hora de la mañana, en lugar de dejarlo para la noche cuando estaba exhausto emocional y físicamente.

Replantearse las reuniones con los clientes. Empezó a reunirse con los clientes solamente los miércoles. Los clientes asumieron que esta opción tan limitada se debía a que él era muy exitoso y estaba muy ocupado. Durante esos apretados días para las reuniones Grant se distraía de sus problemas y encontraba un nuevo impulso y conexión con los clientes. “Ese año mi negocio creció tremendamente”, dijo.

Se capacitó por medio de Toastmasters. “Eso realmente me ayudó todas las veces que tenía que hablar con los reporteros y me dio la confianza de ser conciso bajo presión”, dijo. “Considero que todos los asesores deberían ir a Toastmasters para ser mejores comunicadores”.

Positivismo. “Mi mentor me decía: ‘Un día vas a volver a ver a tus hijos; ¿vas a ser un asesor exitoso, bien adaptado o un hombre en bancarrota, enojado y malhumorado con el que nadie quiera pasar su tiempo?’”, comentó Grant. “Esa fue una pregunta difícil, pero me mantuvo en pie”.

Fe. “Nunca antes fui alguien que asistiera a la iglesia. Cuando aprendí acerca del concepto de Persona Íntegra de MDRT en el que la vida espiritual es importante, sentí que Dios tenía una razón para esto y que tal vez más tarde sería aparente”.

Fuerza de los miembros MDRTs. “Muchos de nosotros nos encontramos cada año en la Reunión Anual y que alguien llegara y me dijera: ‘¿Cómo te va, compañero?’, significó y todavía significa mucho para mí”, dijo. “El apoyo fue increíble”.

Contacto: Scott Alfred Grant scottg@ridgewealth.com

 

{{GetTotalComments()}} Comments

Please Login or Become A Member to add comments