Select Language

Check Application Status
en

Resource Zone

Cómo manejar situaciones de abuso

Matt Pais

Rate 1 Rate 2 Rate 3 Rate 4 Rate 5 0 Ratings Choose a rating
Please Login or Become A Member for additional features

Note: Any content shared is only viewable to MDRT members.

Qué hacer cuando sospechas que tus clientes sufren de violencia doméstica
Amy Neeson Photography

UNA PERIODISTA que se encontraba cubriendo un juicio por asesinato escucha el testimonio acerca de un esposo controlador que abusaba tanto física como financieramente de su esposa a quien se sospecha haber asesinado. Esto le recuerda a la periodista de una situación similar y, entonces, le envía a su amiga un mensaje de texto breve pero contundente:

“Este tipo podría ser tu esposo”, escribió. “Tienes que dejarlo inmediatamente”.

Esa amiga, una periodista de investigación de alto perfil, comenzó a tomar $30 USD todas las semanas de su presupuesto para las compras de comestibles para comprar tarjetas de regalo de los supermercados locales, de manera que tuviera dinero para comprar comestibles después de separarse de su esposo. Incluso después de dejarlo su estrés le provocó un derrame cerebral y la aparición de epilepsia en la edad adulta.

Esta reportera fue una de las personas que Amanda Cassar, AFP, Dip FP, miembro MDRT desde hace siete años de Burleigh Heads, Queensland, Australia, entrevistó para escribir su libro “Financial Secrets Revealed” (Secretos financieros revelados).

“Cuando empezó su relación ella tenía bienes y dinero en el banco, pero para cuando terminó su relación ya no tenía nada”, señaló Cassar. “Esto despertó una fascinación en mí: ¿Con qué frecuencia sucede esto y cómo podemos ayudar a las personas en esta situación?”

Cassar se ubica en un área a la que se mudan muchas personas retiradas y tiene dos negocios: una empresa de planeación financiera tradicional para familias y pequeñas empresas y un negocio secundario que se especializa en estrategias para personas que se van a vivir a casas de retiro. Cita un estudio estadounidense llevado a cabo por la Coalición Nacional contra la Violencia Doméstica en el que se detectó que el 99% de las víctimas de violencia doméstica también sufren de abuso financiero como en el caso de la periodista a la que Cassar entrevistó.

“Empecé a preguntar si las personas habían escuchado de algún caso como ese”, dijo. “Todo mundo decía: ‘Claro, sé de alguien a quien le pasó eso’”.

Entonces, ¿qué puedes hacer tú como asesor si sospechas que un prospecto o cliente se encuentra en una situación de abuso?

Es un papel verdaderamente difícil de desempeñar, sin embargo, tenemos una posición con un nivel de confianza tal que nuestros clientes nos dicen cosas que pocas veces le cuentan a alguien más.

Antes que nada, aprende a detectar los focos rojos. Si una de las personas constantemente le roba la palabra a su pareja durante la reunión y la persona reprimida parece tener miedo de compartir su opinión, este podría ser un signo de abuso. Asimismo, identifica si todos los bienes están a nombre de una persona y si la otra persona está fuera de todo o si no se nombra al cónyuge como beneficiario.

“Es una situación en la que se debe aplicar el cuestionario de detección de necesidades; tan solo tenemos que estar conscientes de qué buscar”, dijo Cassar, quien calcula haber asesorado a aproximadamente una docena de clientes que se encontraban en casos de abuso. “Además, debemos comprender las regulaciones de la localidad para asegurarnos de que la pareja recibirá un apoyo económico”.

Las señales de alerta pueden tener una infinidad de formas, no se limitan a signos físicos sino también emocionales. La pareja puede controlar el gasto de la otra persona, restringir sus compras y/o evitar que tenga una cuenta bancaria. (Cassar insiste en que los bienes nunca deben ser totalmente mancomunados; todas las personas deberían tener una cuenta propia además de las cuentas conjuntas con la pareja/familia). El proveedor económico podría también prohibirle a su pareja trabajar y amenazar con dejarla para ejercer dominio sobre la situación financiera de ambos.

Pueden ser un blanco particular de esta situación las mujeres adineradas. Cassar señala una situación en la que la corredora de bolsa de un gerente fue despojada de todo lo que tenía por un hombre carismático y terminó debiendo $1.2 millones de USD y siendo atacada por ese hombre en su bote.

En segundo lugar, aprende qué puedes hacer al respecto. Para empezar, debes comprender que algunas personas son reacias a hablar de estas situaciones, mientras que otras estarán muy agradecidas de tener una persona empática que las escuche. Cassar dijo que puede existir mucha pena y vergüenza, particularmente en casos de abuso financiero a personas de la tercera edad en los que un ser querido en el que se confía está involucrado y podría ser procesado.

“Es un área muy delicada y una línea muy delgada en la que se actúa para conservar su dignidad en una situación en la que se sienten muy vulnerables, heridos y perdidos y que intentan resolver”, comentó. “Para poder continuar con la conversación probablemente necesite platicar por separado con la esposa en un momento en el que sepa que el esposo estará en el trabajo y decirle: ‘me surgieron estas preocupaciones después de que se fueron el otro día y por eso quise ponerme en contacto contigo’”.

Incluso si la persona no desea hacer ningún cambio le puedes hablar de la protección de sus bienes, recomendarle que platique con un profesional o una persona de su confianza y poner una nota en el expediente al tiempo que sigues observando la relación del cliente. Puedes llamar a las líneas de ayuda contra el abuso financiero/de adultos mayores para describir lo que has atestiguado y pedir asesoría. Cassar también recomienda hablar con tu corredor de bolsa para saber qué pasos se pueden tomar en caso de que seas testigo de un abuso financiero.

Estar preparado también incluye tener relaciones con abogados que se especialicen en violencia doméstica y planificación patrimonial quienes pueden ayudar a designar a nuevos apoderados o a revocar poderes notariales ya que el abuso tiene lugar con mucha más frecuencia de lo que queremos creer.

Tuve un segmento en una estación de radio local y no sabía cuándo saldría al aire. Pero vaya que supe cuándo salió al aire pues esa misma tarde recibí llamadas telefónicas de muchas víctimas de abuso financiero que resultaron muy angustiantes”, señaló Cassar.

“Es un papel verdaderamente difícil de desempeñar, sin embargo, tenemos una posición con un nivel de confianza tal que nuestros clientes nos dicen cosas que pocas veces le cuentan a alguien más. Verdaderamente necesitamos contar con las herramientas para poder ayudar”.

Contacto: Amanda Cassar amanda@wealthplanningpartners.com.au

 

{{GetTotalComments()}} Comments

Please Login or Become A Member to add comments