Select Language

Check Application Status
en

Resource Zone

COBERTURA EN TIEMPOS DE GUERRA

Satish Kumar Sharma, BSC

Rate 1 Rate 2 Rate 3 Rate 4 Rate 5 0 Ratings Choose a rating
Please Login or Become A Member for additional features

Note: Any content shared is only viewable to MDRT members.

Historia real de venta de cobertura de seguro durante el conflicto.

Aprincipios del año 1990, estaba tratando de convencer a una mujer para que comprara una póliza de seguro para su esposo. Tenían dos hijas, pero la mujer se negaba por completo. Ella trabajaba como enfermera y pensaba que era mal augurio comprar una póliza. Su esposo, que era técnico radiólogo, seguía insistiendo en que quería la póliza, pero ella estaba muy renuente.

Con el tiempo, el esposo compró la póliza sin decirle a su esposa. Me dijo que no le comentara nada a ella.

La familia decidió mudarse a Canadá, por lo que el esposo salió de la secretaría de salud de Kuwait. Se suponía que viajarían el 2 de Agosto; sin embargo, durante las primeras horas de esa mañana, el ejército Iraquí invadió el país.

Todo fue bloqueado y la familia no podía viajar a Canadá. El esposo se quedó sin empleo y no podían salir de Kuwait. Quince días después, la secretaría de salud, que en ese momento era operada por el ejército Iraquí, invitó a los profesionales médicos a retomar sus actividades en el hospital. El esposo consideró que su papel era importante pues tomaba placas de rayos X y ayudaba a las personas que tenían fracturas. Por esa razón volvió a su puesto.

En Enero de 1991, las fuerzas aliadas se enteraron de que este hospital estaba siendo usado para tratar a soldados Iraquís por lo que dejaron panfletos en el hospital en los que decían que atacarían en 24 horas. El esposo se refugió en el sótano pero murió cuando cayeron las bombas y el techo colapsó.

Yo había salido de Kuwait en 1990. Cuando regresé en Agosto de 1991, la esposa se me acercó y me dijo que su marido le había dicho que había comprado la póliza a pesar de su escepticismo. Ella me preguntó si la póliza era válida e hicimos el trámite para procesar el reclamo de la suma asegurada que ascendía a aproximadamente $250,000 USD.

El momento más emotivo de mi vida fue cuando ella llegó a mi oficina con lágrimas en los ojos y se negó a aceptar el cheque. Ella quería que se lo diera en la iglesia durante la misa del domingo.

“Este cheque es muy importante para mí y mis dos hijas”, dijo, “pero quiero aceptarlo en frente de la congregación para que todos puedan darse cuenta del valor que tiene una póliza de seguro, no para la persona que falleció sino para la viuda y los hijos que le sobreviven”.

Ese día debí haber recibido como 1,000 bendiciones. La mujer no dejaba de llorar mientras aceptaba el cheque. Durante muchos años después de eso, ella me enviaba una nota de agradecimiento cada vez que sus hijas pasaban al siguiente grado escolar, diciendo que ellas estaban recibiendo una buena educación gracias al dinero de la póliza.

Al paso del tiempo, su hijas de graduaron y se volvieron doctoras. Ella siguió contando su historia de lo renuente que estaba de comprar una póliza y de lo convencido que estaba su esposo de adquirirla. Describió lo perseverante que yo fui de vendérsela a su marido a pesar de la resistencia que ella mostraba.

Esa fue la experiencia más memorable que tuve en la venta y entrega de una póliza.

Satish Sharma es miembro MDRT desde hace 25 años de la Ciudad de Kuwait, Kuwait.

Contacto Satish Sharma at satish.sharma@sharmaagency.com

 

{{GetTotalComments()}} Comments

Please Login or Become A Member to add comments