Select Language

Check Application Status
en

Resource Zone

7 PASOS PARA RESOLVER LOS PROBLEMAS DE NEGOCIOS

Mitzi Perdue

Rate 1 Rate 2 Rate 3 Rate 4 Rate 5 0 Ratings Choose a rating
Please Login or Become A Member for additional features

Note: Any content shared is only viewable to MDRT members.

Divide los problemas grandes en piezas más pequeñas y manejables.

AGEFOTOSTOCK/IKON IMAGES

Todas las personas exitosas hacen una cosa: resuelven problemas. No solo se quedan viendo el problema deseando que desaparezca. La clave mágica para resolver los grandes y difíciles problemas inminentes de tu negocio consiste en dividirlos en piezas de menor tamaño para, entonces, lidiar con estas partes más pequeñas. Si miras tus problemas a través de este lente, puedes enfocarte intensamente en resolver un problema por medio de la siguiente serie de pasos en lugar de prepararte para abordarlo en su totalidad de una sola vez.

1. Describe el problema.

Haz esto por escrito. Te darás cuenta de que, con frecuencia, el mero hecho de explicarte a ti mismo el problema en su totalidad hará que encuentres la solución. Sin embargo, esto no siempre es así, por lo tanto, si esto no aclara la situación, ve al paso 2.

2. Divide el problema en piezas más pequeñas y manejables.

Haz una lista de las partes que componen el problema, dividiéndolo en partes manejables que no sean intimidantes. Si alguno de los puntos de la lista todavía luce muy complicado, divídelo en piezas aún más pequeñas. Posteriormente, dale a tu lista un orden lógico de acuerdo con lo que se debe hacer en primer, segundo, tercer lugar y así sucesivamente.

3. Anota los obstáculos.

Este paso podría sorprenderte, pero es importante. Echa un vistazo a los obstáculos y luego enuméralos. Ser optimista es algo bueno, pero sin importar que tan positivo seas acerca de un problema, aumentarás tus posibilidades de éxito si les prestas atención a los obstáculos y te preparas para ellos.

4. Haz una lluvia de ideas de las posibles soluciones.

Escribe tantas soluciones como puedas. Sé tan creativo como sea posible. En este punto, tu meta es la cantidad y no la calidad. No dejes de tomar nota sobre una idea solo por el hecho de que parezca tonta o irrelevante. Con frecuencia, lo que parece una mala idea puede florecer en tu imaginación en formas que conduzcan a buenas ideas. Estas nuevas ideas pueden resultar ser pensamientos muy creativos que, de otra manera, nunca se te hubieran ocurrido. Te sorprendería saber con cuanta frecuencia sucede esto.

5. Ve más allá hasta encontrar otra solución.

Las ideas que surgen cuando vas más allá hasta encontrarlas, por lo general, resultan ser las más útiles de todas. Hay una razón para ello: en muchos casos, si la respuesta fuera muy sencilla o demasiado obvia, ya se hubiera implementado. Es hasta que vas más allá para conseguir una idea nueva que se te ocurren las ideas más creativas (aquellas que no se le ocurren a todo mundo). Las soluciones más creativas y menos obvias son las que pueden tener mayores oportunidades de resolver tu problema. Algo que debes tener en cuenta en este punto: Thomas Edison tenía razón cuando dijo, “Cuando hayas agotado todas las posibilidades, recuerda esto: no lo has hecho”.

Es hasta que vas más allá para conseguir una idea nueva que se te ocurren las ideas más creativas.

6. Elige la mejor solución.

Cuando hayas llegado tan lejos como sea posible en la lluvia de ideas respecto a la resolución del problema, será hora de ponerte en tu papel realista. Recuerda que en este punto se tiene una mentalidad diferente. Tu trabajo consiste en averiguar cuál es la mejor idea de todas las que se te ocurrieron. Determina cuál es la solución o soluciones que combinan mejor con la resolución del problema y verifica que cuentes con los recursos disponibles para lograrlo.

7. Implementa la solución.

Resulta sorprendente que, con frecuencia, las personas obtienen una buena solución, pero nunca la ponen en marcha. Cuando se trata de implementar la idea postergan el momento. Por el contrario, la gente exitosa tiende a emprender acciones. No solo son buenos para pensar en buenas soluciones; son muy buenos para poner manos a la obra e implementarlas. Ellos saben que el problema no se resuelve hasta que se implementa y completa el plan.

Mitzi Perdue es conferencista, mujer de negocios y autora de “How to Make Your Family Business Last” (Cómo hacer que perdure tu negocio familiar). Para mayor información, visita mitziperdue.com. Contacto Mitzi Perdue at Mitzi@MitziPerdue.com.

 

{{GetTotalComments()}} Comments

Please Login or Become A Member to add comments