Select Language

Check Application Status
en

Resource Zone

Las diferencias y coincidencias universales de un negocio familiar

Matt Pais

Rate 1 Rate 2 Rate 3 Rate 4 Rate 5 0 Ratings Choose a rating
Please Login or Become A Member for additional features

Note: Any content shared is only viewable to MDRT members.

Miembros hablan sobre cómo interactúan los parientes en el lugar de trabajo y cómo la carga emocional pertenece a los colegas que no son familiares.

¿Despedirías a tu hermana?

¿Colocarías a tu extremadamente introvertido hermano en un rol de comercialización de alta exposición?

¿Querrías trabajar en una compañía en las que todos los demás estuvieran emparentados y en la que pareciera que nunca se te tomaría en cuenta para un ascenso?

Es obvio que la dinámica de un negocio puede ser diferente cuando participan miembros de la familia. Te inclinarás naturalmente por comunicarte de manera diferente con un hermano, padre o hijo de como lo harías con un colega con quien no tuvieras parentesco.

Para adentrarse más en este escenario y aprender qué elementos son específicos de un negocio familiar y cuáles son los elementos que se pueden aplicar en cualquier negocio, nos reunimos con Ana Sofia Rodríguez, MBA, miembro MDRT desde hace 13 años de la Ciudad de Panamá, Panamá, quien trabaja con varios miembros de su familia, con el miembro MDRT desde hace ocho años Adam Blumberg, CFP, CLU, de Houston, Texas, quien trabajó en otra empresa familiar y con el miembro MDRT desde hace seis años Matthew Joseph Murphy, EPC, de Calgary, Alberta, Canadá, quien no trabaja en un negocio familiar.

Rodríguez: Considero que la diferencia más básica es que cuando la familia está involucrada, siempre hay sentimientos involucrados. Existe una capa extra que siempre tienes que tomar en cuenta. Además, siempre tienes que encontrar formas reales de mantener al personal con el que no hay un parentesco motivado y demostrarles que tienen oportunidades de crecimiento en la compañía. Si se trata de una empresa familiar, pueden llegar a la compañía y formarse la idea de que no existe desarrollo para ellos porque piensan que todo se le dará al hijo o hija del dueño.

Murphy: Nunca pensé en ello desde la perspectiva de un empleado externo buscando un desarrollo potencial a futuro cuando hay familiares involucrados en el negocio. Siempre asumí que el mayor desafío al que se enfrentaría alguien en tus zapatos sería, “¿Cómo hacemos para mantener a la familia contenta?”.

Blumberg: Cuando trabajé como asesor en una empresa familiar que no era de mi familia, me di cuenta de que nunca sería el dueño de ese negocio porque mi nombre no estaba en la puerta y el dueño del negocio tenía cinco hijos y yo no era uno de ellos. También pensé que sería mejor que saliera de ahí antes de desarrollarme demasiado y se me complicara mucho salirme.

Murphy: ¿Fue un buen terreno de capacitación?

Blumberg: Fue un excelente terreno de capacitación porque fueron mentores maravillosos y actuaron con moral y ética además de operar el negocio adecuadamente. Habían sido miembros MDRT durante mucho tiempo y me ayudaron. Fueron los que me ayudaron a entrar en la Million Dollar Round Table. Pero en cierto momento me di cuenta de que cuidarían a su familia, que es lo que tenían que hacer. Si se tratara de mi negocio familiar yo vería por mi familia.

Murphy: Ana, ¿estás deseosa de pasar por el proceso de retiro previo con tu papá? Si papá se retira, probablemente no falta mucho para que mamá lo haga también.

Considero que la diferencia más básica es que cuando la familia está involucrada, siempre hay sentimientos involucrados.
— Ana Sofia Rodriguez

Rodríguez: Creo que es un sentimiento encontrado en el sentido de que me entusiasma el desafío que representa tomar la responsabilidad, pero mis padres son mis mentores. Me siento emocionada de encontrar la manera en que puedan permanecer en el negocio de manera que no se retiren por completo porque considero que todavía hay mucho que aprender de ellos. Sería como cualquier otro trabajo en el que se va alguien a quien admiras mucho. Sentirás como si hiciera falta algo. Pero al mismo tiempo, adoptas el desafío para salir y demostrar lo que has aprendido en todos esos años.

Murphy: Creo que los que no somos propietarios de negocios familiares podemos revisar la estructura en el mercado del negocio familiar para colocar a personas en puestos en los que agreguen valor. Pienso que muchas veces, como dueños de negocios, contratamos a personas con base en los puestos que queremos llenar. Se postulan para el puesto con base en métricas clave, prestaciones, salarios, todas esas otras cosas que son importantes para ellos.

Sin embargo, si pudiéramos sacar todo eso de la ecuación y contratar a personas por su conjunto de habilidades y crear una posición basada en lo que le pueden aportar al negocio, eso sería algo que hemos tomado del modelo del negocio familiar. Cuando tienes un negocio familiar, conoces de manera íntima las habilidades de cada individuo. Imaginemos que tu hermano es introvertido; no lo colocarías al frente del área de marketing de la compañía para que saliera y entretuviera a los clientes. Ese puesto le quedaría mejor a alguien que se desempeñe mejor en ese papel.

Blumberg: Tienes que ser creativo porque tienes que decir, bueno, no necesariamente puedo despedir a mi hermano o no puedo despedir a mi hijo. Tengo que encontrar algo que puedan hacer aquí. A menos de que llegues a ese punto en el que algunos negocios familiares tienen que empezar a correr gente y nunca se vuelven a dirigir la palabra.

Rodríguez: Algo que se puede trasladar de negocios familiares a negocios no familiares es el hecho de que, en un negocio familiar, te sientes como si todos estuvieran a bordo del mismo bote y todos remaran juntos. Siempre que tenía que hacer un viaje, les decía a los clientes. “No se preocupen. Si necesitan llamarme o cualquier otra cosa, pueden marcarle a mi socia comercial, quien, por cierto, es mi hermana”. Eso daba un nivel extra de confianza tanto a ellos como a mí porque así no podía haber competencia entre mamá y papá o mi hermana.

Cuando tienes un negocio familiar, conoces de manera íntima las habilidades de cada individuo.
— Matthew Murphy

En ocasiones, eso se observa en las compañías. Se supone que tus compañeros son parte del equipo, sin embargo, compites con ellos. Considero que, si ese sentimiento pudiera traducirse, “Esta es mi familia, este es mi equipo”, a todo tipo de negocios, los clientes sentirían eso también y también te daría una sensación extra de confianza y tranquilidad cuando le confías tus clientes a alguien.

Murphy: Yo también considero que eso resuena en los clientes cuando observan, desde el punto de vista de un negocio, que todo lo tienes en orden. Esa es una de las cosas que aprendí al observar negocios familiares y no familiares. Incluso como socios comerciales, podemos competir internamente unos con otros y siempre intentaremos presionarnos para ser mejores. Sin embargo, cuando se trata de lo que percibe el cliente y a lo que se le expone, se trata de una operación bastante simétrica. Somos un equipo. Trabajamos juntos. Es un esfuerzo conjunto. Creo que ver eso en el contexto de un negocio familiar también puede agregarle cierto valor.

CONTACTO

Adam Blumberg at ablumberg@chartyourwealth.com.

Matthew Murphy at matthew@mylifefinancialgroup.com.

Ana Sofia Rodriguez at asrodriguez@inversionesenseguros.com.

CONOCE MÁS. Escucha el podcast completo en mdrt.org/2018/podcast/family-business.

 

{{GetTotalComments()}} Comments

Please Login or Become A Member to add comments