Select Language

Check Application Status
en

Resource Zone

Toda una vida ayudando a otros

Matt Pais

Rate 1 Rate 2 Rate 3 Rate 4 Rate 5 0 Ratings Choose a rating
Please Login or Become A Member for additional features

Note: Any content shared is only viewable to MDRT members.

Para Rusinoff, Presidente de 2019 de la Fundación MDRT, el amor siempre marca el camino.

Cuando Theodore S. Rusinoff, CFP, era un niño, su mamá siempre estaba cocinando algo. Sin embargo, por lo general, lo que preparaba no era para él.

MDRT Foundation

“Ella preparaba cosas para el grupo fúnebre de la iglesia o para alguna familia de la escuela que pasaba por momentos difíciles”, recuerda el miembro MDRT desde hace 11 años de Stow, Ohio. “Había veces en las que percibía olores maravillosos provenientes de la cocina y nada de eso iba a llegar a una mesa en la que yo me fuera a sentar”.

Esto le mostró a Rusinoff que el mundo abarcaba más que el espacio que él ocupaba y que era importante ayudar al prójimo. Ese punto de vista lo ha acompañado conforme se ha entregado al trabajo como voluntario, trabajando en los Comités de organizaciones benéficas y, actualmente, en su nuevo rol como Presidente de 2019 de la Fundación MDRT. De hecho, Rusinoff, quien ha trabajado en la profesión de los servicios financieros durante 27 años y quien trabaja con agencias especializadas en propiedades y siniestros para ayudarle a los dueños de sus negocios, comenzó a participar en la Fundación MDRT en 2001 que fue antes de convertirse en miembro MDRT.

Esto sucedió debido a que la Fundación contaba con una plataforma asesorada por donadores y necesitaba del punto de vista de un director certificado. Así que también empezó a asistir a las Reuniones Anuales antes de convertirse en miembro, trabajando desde la cabina de la Fundación MDRT y contestando preguntas sobre Global Gift Fund.

Como resultado de sus orígenes en el lado de la Fundación, Rusinoff dijo que ve a MDRT de diferente manera. “Pienso mucho acerca de quiénes estamos en MDRT y de cómo la representa la Fundación”, dijo. “Algunos dicen que, si los miembros son el corazón, la Fundación es el alma”.

¿Qué significa eso en términos concretos? Significa, por ejemplo, ver a miembros trabajando hombro a hombro bajo el sofocante calor de Junio en Nueva Orleans, Luisiana, para ayudar a reconstruir los hogares dañados durante el huracán Katrina. O tender una mano a las muchas organizaciones a las que la Fundación les brinda apoyo en todo el mundo, luchando contra el hambre, la trata de personas, la escasez de servicios médicos y muchas otras cosas.

“Una de las cosas en las que hemos invertido mucho tiempo últimamente es en tener un impacto en donde sea que esté MDRT”, dijo Rusinoff. “Así que cuando se dedica un Día a MDRT en cualquier parte del mundo y siempre que sea posible, queremos que la Fundación MDRT otorgue una subvención para lo que sea que necesite esa comunidad en el Día MDRT”.

Rusinoff no podría estar más involucrado de lo que está. Cuando era niño, fundó un grupo juvenil en su iglesia y participaba como mentor para programas de negocios en la escuela secundaria a la que había asistido después de graduarse. Asimismo, trabajó como voluntario en varias organizaciones, incluyendo la Sociedad Estadounidense para el Cáncer. Por lo general, me dirigía a donde fuera que alguien necesitara ayuda para ofrecer mi ayuda”, dijo Rusinoff.

Más recientemente, se convirtió en el presidente entrante electo del consejo de la sección de la región noreste de Ohio de La Fundación para la Investigación de la Diabetes Juvenil; presidente del consejo de la fundación Camp Ho Mita Koda (el campamento más antiguo del mundo para niños con diabetes Tipo 1); y presidente del consejo del Centro Ecuestre Terapéutico de Trinity Farm, que es un campo de equitación asociado con la organización Special Olympics.

Esta participación se deriva de la conexión que tiene con sus dos hijas, una de las cuales tiene diabetes tipo 1 y la otra a la que le apasionan tanto los caballos como trabajar con personas que tienen necesidades especiales.

Y para una de estas organizaciones, Rusinoff no solo es un miembro del consejo, sino que fue esencial para salvar el lugar.

Cuando la organización que gestionaba Camp Ho Mita Koda quebró, Rusinoff creó una nueva fundación para que tomara las riendas del campamento. Reclutó a otras familias que también creían en la misión del campamento que se fundó en 1929 por uno de los doctores que ayudó a refinar la fórmula de la insulina para que pudiera usarse en humanos.

Si se cambia el enfoque al amor, en realidad, se cambia la forma en la que hablas al respecto o la manera en la que le ayudas a alguien a comprender qué es realmente lo que hace la Fundación.

“La historia y el legado de este campamento son enriquecedores. Entre más aprendía al respecto, más me impresionaba que hubiera personas dispuestas a dejar que se cerrara”, dijo. “Si platicas con mi hija durante cinco minutos y le preguntas qué es lo que más le gusta sobre el campamento, te dirá que es el único lugar del planeta en el que se siente normal.

“Las primeras veces que procesé eso, me resultó difícil hacerlo sin romper en llanto; ella solo pasa un par de semanas al año en el campamento y el resto del tiempo no se siente normal. Pero eso es una razón más para mantener el campamento abierto, de manera que estos niños puedan sentirse lo más normales posible”.

Rusinoff siente una satisfacción similar por medio de su trabajo con la Fundación MDRT, la cual, mencionó, es muy probable que otorgue más subvenciones este año que cualquier otro en el pasado y, probablemente, más que el próximo año.

Rusinoff recuerda cuando el Presidente MDRT de 2013 D. Scott Brennan, miembro MDRT desde hace 35 años de South Bend, Indiana, hizo énfasis en la importancia de la necesidad de traducir todo el material relacionado con las organizaciones benéficas para su distribución en todo el mundo. “El amor no necesita de un traductor”, dijo Brennan.

“Cambió la forma en que pensaba al respecto”, comentó Rusinoff, indicando que en algunas culturas la idea de la caridad se percibe de forma muy negativa. “Si se cambia el enfoque al amor, en realidad, se cambia la forma en la que hablas al respecto o la manera en la que le ayudas a alguien a comprender qué es realmente lo que hace la Fundación”.

Contacto Theodore Rusinoff at trusinoff@gmail.com.

 

{{GetTotalComments()}} Comments

Please Login or Become A Member to add comments